Diario de Irán, día 7

14 de Diciembre (Misma cueva de ayer, Kashan)

Encuentros fortuitos y bienvenidas bien venidas. Esto resume en pocas palabras el día de hoy.

Tras una pequeña sesión matutina de fotografía bajo el rojo sol del amanecer, recogimos el campamento para adentrarnos de nuevo en la ciudad de Kashan.

Lo cierto es que no hemos visto muchos lugares de la ciudad, tan solo varias mezquitas y el bazar, pero hemos tenido varios encuentros interesantes a lo largo del día:

-Hemos tenido breves contactos con personas que trataban de ayudarnos a visitar la ciudad. Incluso alguna nos ha ofrecido dinero, oferta que tras dar las gracias hemos rechazado.

-Una mujer nos ha invitado a tomar té y a compartir una agradable conversación con ella. Se trataba de una mujer, de mundo, de unos sesenta años. Una mujer que había visitado múltiples paises a lo largo del mundo y que desprendía generosidad y apertura a nuevas culturas. Una mujer que se ha alarmado cuando un hombre ha gritado algo, a la lejanía, mientras hablaba con nosotros. Tras lo cual se ha recolocado el pañuelo de su frente y se ha despedido.

-Un iraní que apenas hablaba inglés nos ha guiado por una de las mezquitas de su ciudad lleno de orgullo y satisfación. Orgullo por mostrar a unos extranjeros lo que ama y respeta. Orgulloso de que esos extranjeros le presten atención y muestren curiosidad por lo que le es desconocido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *